lunes, 25 de octubre de 2021

La cerámica de Picasso

India Witkin, productora asociada del podcast Somethin' Else nos informa que su serie Hemingway's Picasso ya está disponible en las principales plataformas de podcast desde el jueves 21 de octubre. La narración aborda la historia de una supuesta cerámica cuyo dueño era un tal Stephen Kough: una hermosa escultura, hecha a mano por Pablo Picasso y regalada a Ernest Hemingway en los años 20, en París. El escritor la conservó en su casa cubana, en Finca Vigía. Pero —aquí siguen los supuestamente— se habría perdido durante la Revolución Cubana. La obra habría reaparecido en poder de Kough como pago por sus gestiones ante el capo de la droga Pablo Escobar. Kough falleció en 2018 y quien habría heredado la pieza del misterio es su hijo Stevie, un hippie, skater y que cultiva marihuana en California. Para escucharlo solo tienen que buscar en Apple Podcasts, Spotify, Stitcher, Audible o Amazon Music. Van a publicar los 10 episodios en el curso de las próximas 10 semanas, incluido uno con mi entrevista. Pueden escucharme al principio del primer episodio (minuto 2.20 del avance de 3 minutos). Digo algo que de alguna manera se convierte en una frase icónica de todos los avances: «I don't think your story is real. Fuggetaboutit!» (Yo no creo que su historia sea cierta. Olvídensedeeso.) Lo último dicho con el necesario acento de mafioso de las películas. 

Cuando tenga la transcripción de la entrevista completa, haré un estimado de sus méritos para colgarla en este blog.


viernes, 22 de octubre de 2021

¿Siguen sin escuchar?

UN DOLOR TAN LEJANO
El director de GAESA. Luis Alberto Rodríguez López-Calleja.


El exsecretario ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba, Carlos Lage, quien fue destituido por Raúl Castro en 2009 junto al canciller Felipe Pérez Roque por «graves errores» y «abuso de poder», pidió recientemente «cambios profundos» en Cuba para llegar al socialismo y señaló que «confía en la revolución y creo firmemente que el socialismo … aunque a ese socialismo solo se pueda llegar con cambios profundos, muchos más que en los últimos 20 años Eso es ahora lo verdaderamente revolucionario.» El exdirigente realizó las declaraciones en un video publicado en las redes sociales a raíz de la celebración el pasado 15 de octubre de su 70 cumpleaños. (De los portales cubanos. Los subrayados son nuestros.)

Sí lo han leído con serenidad, creo que es bueno. Lage tiene todo el derecho a manifestarse. En Miami, desde luego, ha sido asumido con horror. Se ofuscan ante situaciones como estas. El problema es sencillo: no quieren que surja nadie en Cuba que les dispute el liderazgo de un supuesto poder del país pronto a adquirirse, aunque no sé qué diablos de liderazgo existe aquí —o incluso allá, en la disputada isla. En definitiva, el único beneficiado es Raúl Castro. Manifestaciones como estas de Lage le permiten ganar tiempo mientras cabila su próxima jugada, es decir, le ayudan a mantener el equilibrio. Quieran aceptarlo o no, las declaraciones de esta naturaleza a quien debilita es a la ya de por si amorfa contrarrevolución cubana. No hay razón tampoco para una confrontación con el hombre y mucho menos arrestarlo. Solo acarrearía perdidas en la opinión pública amén de alebrestar a un sector aún numeroso y ciertamente templado de militantes y veteranos. No hay siquiera que enseñarle los instrumentos. El éxito de Raúl, en este caso, es dejar que alimenten la esperanza. De cualquier manera, lo único que Lage está haciendo es poner su pica en Flandes con la pretensión evidente de que lo llamen a formar gobierno en un hipotético futuro. Pero déjenme decirles que Miguel Díaz Canel es el que sí está perdido. No les quepa la menor duda que Raúl le tiene sus días contados. Lo que Raúl se halla maquinando es quitárselo de arriba, a ver cómo lo saca y a quién pone. Una maniobra delicada, sin duda. Debe actuar de modo que no demuestre su estrepitoso fracaso al elegirle sucesor. Por lo pronto gana tiempo. Siempre queda por resolver que nadie salga a las calles; de inmediato, es el asunto que está sobre la mesa como prioridad. Queda, como candidato de muchos cubanólogos, dando vuelta en las altas esferas, el nombre de Luis Alberto Rodríguez López-Calleja. Pero no la tomo en cuenta porque este es el hombre que Raúl tiene para atender sus finanzas, ergo, la enorme fortuna que han acumulado, y ponerlo al frente del gobierno es una posición demasiado expuesta. Malo. Muy malo comprometer el dinero por una maniobra política. De lo que pueden estar convencidos es que Raúl no vuelve a meter la pata con otro huevón tecnócrata. Con Díaz Canel ha sido suficiente. Y nuestro remedo de Nikita Jrushchov ya anda dando vueltas por ahí. Por alguno de los lustrosos pasillos del Comité Central, o del Estado Mayor General. Lage era un Gorbachov. Y ahí se quedó. Y Díaz Canel, un inepto. Respecto a unos añorados cambios, mientras los gringos no aflojen, olvídate de la reforma. En cuanto a los muchachones y el alboroto de sus manifestaciones, ustedes sabes bien que eso no tumba ningún gobierno. Lo peor para ellos, llega el momento que la noticia se agota.

Ilustración: captura de video, copyright © 1987, 2021 by Norberto Fuentes. Prohibida su reproducción.

sábado, 21 de agosto de 2021

¿Ahora?

 

Es momento de que ustedes se callen. Esto no hubiera pasado si hubiesen tenido el valor de denunciar la guerra de Irak, en vez de apoyarla vehementemente con mentiras. Todos estos titulares tienen un solo vector: ustedes mismos.

viernes, 30 de julio de 2021

Mensaje para Biden

Dear Mr.President, la inclusión de Yotuel Romero entre los líderes que se entrevistarán con usted me disminuye como cubano. El señor Romero siempre se ha movido con la marea. No son lejanos los días que ofrecía conciertos en Cuba puesto que era gracioso hacerlo en épocas de Obama. Después vino Trump y entonces se dedicó a piratear la propiedad intelectual de artistas residentes en Cuba considerando que el exilio de Miami garantiza la impunidad legal. Debo entender que usted depende de consejeros para asuntos como este. Pero quiero expresarle, sinceramente, que está siendo mal aconsejado. El uso de un aparente elemento folklórico no le da colorido al episodio, y mucho menos dignidad a un diálogo tan necesario. Gracias por su atención. Norberto Fuentes.
PS: I´m an author, google my name.

martes, 27 de julio de 2021

domingo, 25 de julio de 2021

lunes, 12 de julio de 2021

No aprendieron nada de Fidel

Una entrevista de Cristian Bofill
          

1) ¿A qué atribuye las manifestaciones que están ocurriendo en Cuba, que aparentemente son las mayores contra el régimen desde 1959?

Cualquier país del mundo, con una situación menos crítica que esta, hace rato que hubiera conocido un estallido social. Pero allí está pasando exactamente lo que ese gobierno se merece. Y fíjate, Cristian, que digo gobierno y no revolución. Tú no puedes pasar del liderazgo de Fidel Castro al paso de tortuga de estos señores que Raúl Castro, el gran culpable de todo este desastre, puso al frente del Estado. Pero era su sueño. Regresar a los pasillos de la República. Hacer prevalecer por encima de todo las instituciones que la misma Revolución arrasó medio siglo antes.

2) ¿Piensa que Díaz-Canel tiene el liderazgo para contener las protestas?

No. No lo tiene. Las manifestaciones de hoy [domingo] lo demuestran de forma fehaciente. Una de las consignas más insistentes de los manifestantes es contra el gobierno negligente y su incapacidad de actuación. Están perdidos, por Dios. La otrora orgullosa potencia médica de Fidel ha sido incapaz de vacunar contra el Covid-19 a no más del 5% de la población. ¡Una población de unos 11 millones de habitantes! Y, además, en el hábitat de una isla. ¿Qué trabajo les costaba haberla cerrado? Pero se volvieron locos y dijeron, este es el momento para coronarnos como polo turístico. A dejar entrar a todo el mundo, empezando por el turismo ruso —uno de los países con mayor índice de infección.

3) ¿Qué papel puede jugar Raúl Castro? ¿Él sigue siendo la persona que manda en Cuba?

No sé si quiera jugar ningún papel. Su motto hace rato es, «ahí les dejo eso y arréglenselas como puedan.» Claro, si algo lo puede hacer cambiar de opinión, es que vea su propio pellejo en juego. Y donde él vea el peligro, prepárense, porque esa sí es una criatura despiadada.

3) ¿Las FFAA cubanas podrían intervenir como ocurrió en Polonia, cuando Jaruzlesky asumió el poder?

Si las Fuerzas Armadas Revolucionarias producen un golpe de Estado, yo creo que sería lo mejor que le pudiera ocurrir al país. Ese gobierno de todas maneras hay que cambiarlo. Pero no para cederle el poder a una contrarrevolución inculta y mal hablada. Es algo que tiene que venir de adentro. Digamos, desde las fuerzas internas remanentes de la Revolución.

4) ¿Cree que esto puede derivar un proceso como el que ocurrió en los países del Este Europeo previo a la caída del Muro de Berlín?

Olvídate de analogías, querido Cristian. La Revolución Cubana, como toda revolución auténtica, es sui géneris. Ella se inventó siempre a si misma. Ni Jaruzlesky ni Muro de Berlín. Todos esos eran países macerados por la bota soviética, apolismados por las esteras de las divisiones blindadas del Ejército Rojo. Los cubanos, por el contrario, estaban locos de contento con tener por lo menos una brigada soviética en el patio —para comprometerlos si los yanquis venían.

5) El régimen le ha atribuido responsabilidad a Estados Unidos por lo que está ocurriendo, como lo ha hecho siempre cuando hay dificultades. ¿Cuál cree que será la reacción de Estados Unidos?

Ese es uno de los tantos errores del gobierno cubano. Toda la culpa de sus vicisitudes echársela en cara a los americanos. Nadie dice que mientras en Cuba se padece de hambre, de escases de medicinas y de interminables apagones, ellos se dedican a construir los lujosísimos hoteles para extranjeros. Nadie detiene esas obras ni desvía un centavo de sus inversiones para paliar las miserias de la población. ¿Habrá alguien que les enseñe a dejar de quejarse?

¿Y los americanos qué van a decir? Bueno, hasta ahora Biden ha demostrado una enorme capacidad para ignorar las necedades.